EL SER HUMANO COMO PARTE PERENNE DEL MEDIO NATURAL

La obra de Víctor Manzanal (Pamplona, España) gira entorno a la idea de naturaleza humana en sus fronteras con lo animal, lo vegetal o lo inerte. A través de la escultura con especial interés en la materia y lo orgánico, indaga en los procesos de transformación que dan lugar a nuevas dimensiones en los sujetos, cuestionando su esencia e individualidad.

Se interesa por elementos como la fosilización, la momificación, las figuras petrificadas de Pompeya o las huellas nucleares de Hiroshima y Nagasaki, por ser procesos en los que el elemento vivo adquiere una nueva naturaleza permanente.

Por medio de lo simbólico Víctor altera el orden visual habitual para acercarse al misterio de lo vivo, su desaparición y la búsqueda de sentido que despierta, motivada por el miedo a la insignificancia y el olvido.

Así mismo, en sus últimas piezas busca hablar de la pérdida de lo esencial como sujetos, de la paulatina transformación de los individuos en información y de la sensación de desaparición que eso le suscita. En ese sentido, al artista le atañe la escultura y el cuerpo humano como hecho material palpable en un mundo paulatinamente más visual, pero en el que cada vez podemos confiar menos en nuestros sentidos.

El concepto de su obra se basa en reconciliar la contradicción de usar un punto de partida digital para terminar en un espacio material. Recorrer el camino inverso a la absorción del mundo real por el virtual. Hablar de lo que nos constituye como individuos. De la transformación y la pérdida, pero también de lo que permanece.

Víctor Manzanal es licenciado en Bellas Artes por la universidad del País Vasco. Su trabajo se ha expuesto en instituciones y galerías dentro y fuera de España. Actualmente vive y trabaja en Pamplona.